Noodles de calabacín y hamburguesas de ternera
4 septiembre, 2017
Chili con carne
5 septiembre, 2017

Nuestra visita a Tondeluna

Ya son tres las veces que visitamos Tondeluna, un restaurante en el corazón de Logroño (La Rioja) cuyos platos y localización incitan repetir una vez más. Su chef Francis Paniego, juega con la creatividad en todos sus platos y en aquellos que son indudablemente riojanos, hace que el comensal disfrute verdaderamente del producto local.

Empezando con la atención, desde mi punto de vista, es amable y rápida. A veces, esta rapidez no permite descansar entre plato y plato. Si vas con mucho apetito a comer o cenar, es una ventaja. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta que es vital disfrutar de la compañía y de la comida porque la mayoría de las veces hemos ido para celebrar un cumpleaños o aniversario.

Una vez sentados, enseguida llega el camarero con la carta y nos toma nota de las bebidas. Tras haber pensado nuestros platos, llega de nuevo y toma nota de las comandas mediante el sistema tradicional de bolígrafo y papel. La carta ofrece varias posibilidades y una de ellas es el menú a compartir en el que los platos principales son la mitad de una porción normal. Desde luego, tras varios entrantes, se agradece que las porciones sean un poco más pequeñas para no acabar completamente llenos y el postre, que también está incluido en este menú a compartir, sea más agradable aún de tomar. Otra de las posibilidades que ofrece la carta, es el menú degustación que también puedes modificarlo a tu gusto. Como el resto de menús de otros restaurantes, también es posible pedir uno o varios entrantes y un plato principal si no queréis probar el resto de opciones. Un detalle: no es una carta muy extensa, algo esencial a la hora de percibir la calidad y los detalles en los platos.

En cuanto a los platos, hay una gran variedad de carnes y pescados, así como pastas o verduras. La mayoría de los productos son locales, frescos y de muy buena calidad. Podríamos considerar todos los platos como saludables, siguiendo la dieta mediterránea con toques creativos y originales. Cada plato está lleno de diferentes texturas y sabor, mucho sabor. No voy a hablar de maridajes porque no soy una experta, pero la carta también ofrece diferentes tintos y blancos que combinan a la perfección con el menú. Cualquier duda será aclarada con los camareros sin problemas.

Lo que llama mucho la atención es el aperitivo: una cesta enorme llena de mantequilla acompañada de pan. Este tipo de aperitivo es muy común en otros países que aquí rara vez he visto. Se trata de una mantequilla deliciosa untada con un pan totalmente artesanal, pan de pueblo, pan de horno de leña. La única desventaja que le veo a este aperitivo es que es muy adictivo si no tienes poder de control. Si no es así, acabarás con todo el pan antes de que lleguen los platos y posteriormente, tendrás que pedir más pan para hacer lo que estabas esperando: "rebañar" la salsa de cada plato.

 
menu

Ahora están ofreciendo un menú nuevo pero también siguen estando los platos de siempre que vale la pena degustarlos. 

Es un lugar ideal para celebrar ocasiones especiales. Además, su diseño divertido y juvenil te invita a recordar la idea de ir de pinchos, de ahí la disposición de las mesas compartidas con los demás comensales. 

Información

4.4/5
Medio-Alto
Mediterránea/Riojana/cocina creativa

Ya son tres las veces que visitamos Tondeluna, un restaurante en el corazón de Logroño (La Rioja) cuyos platos y localización incitan repetir una vez más. Su chef Francis Paniego, juega con la creatividad en todos sus platos y en aquellos que son indudablemente riojanos, hace que el comensal disfrute verdaderamente del producto local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *