Ensalada de bistec con manzana asada
13 julio, 2018
Cecina con mermelada y gelatina de tomate sobre pan tipo Naan
24 julio, 2018

Mermelada de tomate verde y azul

 

Instrucciones

  1. Lavar muy bien los tomates. En este punto, si prefieres, puedes escaldar los tomates para retirarles la piel. Si no te molesta la piel como a mí, no hace falta dar ese paso. Para escaldar los tomates se deben meter en agua hirviendo durante 30 segundos y retirar del fuego. Llevar los tomates a un recipiente con agua fría y hielos y pelar. 
  2. Cortar los tomates en trozos y triturar un poco, no mucho para que queden tropezones. Si no te gustan, pásalos un poco más. 
  3. Verter los tomates en una olla y retirar la espuma que haya podido quedar. 
  4. De los 250 gramos de azúcar, separar 50 gramos. 
  5. A continuación, añadir 200 gramos de azúcar, la canela en rama y el zumo de medio limón. Remover bien y cocinar a fuego lento hasta que empiece a hervir. 
  6. Una vez empiece a hervir, añadir la pectina mezclada en los 50 gramos de azúcar separados anteriormente y dejar cocinar hasta que espese un poco. Espesará mucho más tras reposar en la nevera durante 24 horas. (He seguido las instrucciones del fabricante)
  7. Verter la mermelada en frascos esterilizados. 
  8. Pasado este tiempo de reposo en la nevera, ya se puede disfrutar en tostadas, combinándolo con algo salado o en lo que quieras. 

Información

60
2 frascos de 250 ml
Baja
Bajo
 

Ingredientes

  • 3 tomates verdes de tamaño normal
  • 3 tomates azules de tamaño normal
  • 250 gr de azúcar (normal o de caña)
  • canela en rama
  • zumo de medio limón 
  • 1 sobre de pectina (8 gramos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//]]>