Bizcocho integral de chocolate y calabacín

Tortitas integrales con plátano
24 marzo, 2020
Endivias con naranja y queso feta
10 abril, 2020

Bizcocho integral de chocolate y calabacín

INFORMACIÓN

Tiempo de preparación: 20 minutos + 60 minutos horneado

Dificultad: Baja

Coste: Bajo

Instrucciones

INGREDIENTES

  • 3 huevos L
  • 2 calabacines medianos
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 1 taza de azúcar (120 gr)
  • 1 taza de cacao puro desgrasado (120 gr)
  • 2 tazas de harina integral de espelta (240 gr)
  • 1/4 de taza (60 ml) de «buttermilk» (leche y vinagre de manzana o zumo de limón)
  • 4 onzas de chocolate 95% cacao
  • 1 pizca de sal
  • azúcar glass (opcional)
  1. Primero, vamos a preparar la «buttermilk». En un recipiente, ponemos 1/4 de taza de leche mezclado con una cucharada de vinagre o zumo de limón. Removemos bien y apartamos. Nos ayudará a que el bizcocho obtenga un sabor más intenso y sea más esponjoso. Veréis que poco a poco se formará una especie de cuajada. Es lo que queremos conseguir.
  2. Precalentamos el horno a 170º C, calor arriba y abajo. Forramos un molde rectangular con papel de horno. El molde que yo he utilizado es de unos 23 cm de largo y 9 cm de ancho.
  3. Lavamos muy bien y pelamos los calabacines; los rallamos. Tienen que saliros dos tazas aproximadamente. Reservamos.
  4. Batimos los huevos junto con el azúcar hasta blanquearlos. Una vez esto, añadimos la esencia de vainilla y la «buttermilk». Batimos muy bien.
  5. Tras esto, incorporamos el calabacín y removemos ahora con la ayuda de una espátula. El calabacín nos aportará humedad al bizcocho y os lo encontraréis en su interior pero para nada dejará sabor a calabacín.
  6. En un recipiente aparte, mezclamos la harina (no hay que tamizarla), junto con la levadura en polvo, la pizca de sal y el cacao en polvo.
  7. Poco a poco, añadimos los ingredientes secos a los húmedos y vamos removiendo hasta conseguir una masa homogénea.
  8. Una vez esto, vertemos nuestra masa en el molde previamente forrado con papel de horno.
  9. Cortamos las onzas de chocolate en trocitos pequeños y vamos hundiendo algunos trozos por la masa y otros los pondremos por encima de la misma.
  10. Damos unos pequeños golpes con el molde sobre la mesada para que se asiente la masa y lo llevamos al horno unos 50 minutos a 170ºC. Pasado este tiempo, lo dejamos 10 minutos más pero a 180ºC.
  11. Pinchamos en el centro para comprobar su cocción y si sale limpio el cuchillo o el palillo (lo que hayáis utilizado para ello) es hora de sacarlo. Sino, lo dejamos unos minutos más hasta que salga limpio, pero tampoco mucho más tiempo ya que no queremos que se reseque.
  12. Tras esto, sacamos nuestro bizcocho del horno. Gracias al papel de horno, lo podremos quitar del molde fácilmente y dejarlo reposar sobre una rejilla de horno hasta que esté totalmente frío.
  13. Finalmente espolvoreamos azúcar glass por encima, si queréis y, ¡a disfrutar!

Comentaros que no es un bizcocho muy dulce. Es importante saber que si nos queremos dar un «capricho» lo hagamos pero con moderación y si lo vamos a hacer no hay que camuflar el sabor del azúcar con otros ingredientes como edulcorantes o siropes con bajo índice glucémico que, al fin y al cabo, son azúcar. Si vamos a hacer un bizcocho, siempre intentaremos utilizar los ingredientes con mayor nivel nutricional como por ejemplo, la harina integral o el aceite de oliva. En el caso en el que no queramos o podamos evitar otros ingredientes menos saludables como el azúcar, lo que haremos siempre será reducir sus cantidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//]]>