Pipirrana de Jaén

Mousse de chocolate vegana
14 mayo, 2020
Pasta boloñesa vegana
31 mayo, 2020

Pipirrana de Jaén

INFORMACIÓN

Tiempo de preparación: 30 minutos

Dificultad: Baja

Coste: Bajo

Instrucciones

INGREDIENTES

Para cuatro personas

  • 4 tomates grandes
  • 2 pimientos verdes italianos
  • 2 huevos duros
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr de bonito o atún en conserva
  • sal al gusto
  • un chorrito de vinagre
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • pulpa de los tomates
  1. Primero, hervimos los huevos. Para ello, incorporamos agua en una olla pequeña y le añadimos un poco de sal. Nos ayudará para pelar los huevos mucho mejor una vez cocidos.
  2. Ponemos el agua a calentar y cuando empiece a hervir, incorporamos delicadamente los huevos en el agua y cocemos durante 10 minutos.
  3. Mientras, lavamos muy bien las verduras.
  4. Cortamos los tomates por la mitad y les quitamos la pulpa con la ayuda de una cuchara y la reservamos en un bowl. Picamos el tomate en trocitos, ni muy grandes ni muy pequeños.
  5. Hacemos lo mismo con los pimientos, previamente habiéndoles retirados las pipitas y las tiras blancas de su interior.
  6. Pasados los diez minutos, retiramos los huevos del fuego y los llevamos a un recipiente con agua fría. Dejamos reposar unos minutos hasta que los podamos pelar.
  7. Pasado este tiempo, pelamos los huevos y le retiramos la yema a uno de ellos y la reservamos. Picamos un huevo entero y la clara del otro; no hace falta picarlos muy pequeñitos.
  8. «Desmigamos» los filetes de bonito (en mi caso es lo que he utilizado) y reservamos.
  9. En otro recipiente incorporamos el tomate, el pimiento, los huevos y el bonito. Revolvemos bien y reservamos.
  10. Pelamos los ajos y les retiramos el germen, así evitaremos «repetir» el ajo. Los incorporamos a un vaso batidor junto con la yema que habíamos reservado, un chorrito de vinagre, el aceite de oliva, la sal al gusto y la pulpa de los tomates que les habíamos quitado previamente. Trituramos muy bien con la batidora hasta obtener un aliño cremoso y homogéneo. Prueba y si es necesario corrige de sal.
  11. Añadimos este aliño a nuestra ensalada y revolvemos muy bien.
  12. Volvemos a probar y corregir de sal si hace falta.
  13. Servimos y ¡a disfrutar!

A continuación os dejo el vídeo de la receta para que veáis el proceso de la misma.

La primera vez que probé esta ensalada fue en nuestro primer viaje en coche a Granada y sí, fuimos en verano. Hacía un calor insoportable y ya era la hora de comer. Obviamente no sabíamos dónde parar pero para eso están las apps de viajes con recomendaciones. Paramos en un pequeño restaurante de carretera cuyo trato fue extraordinario. Preguntamos por el plato típico de Jaén y nos trajeron esto. Yo, que soy una enamorada del tomate durante todo el año, no sabía dónde estuvo este plato toda mi vida. A partir de entonces, este plato es un must en casa con la llegada del buen tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//]]>